El SITRANS FCS300 es uno de los sensores coriolis más compactos en el mercado. Su pequeño tamaño simplifica instalación y reemplazo, y también permite optimizar el diseño de la planta ajustando múltiples unidades en espacios reducidos.

Su estructura y carcasa robustas garantizan una resistencia superior a las vibraciones externas, creando un entorno de medición ideal sin torsiones.

El tubo del sensor está diseñado con una corta longitud y gran diámetro, minimizando la pérdida de presión, permitiendo una tasa de flujo de masa significativamente mayor a través del medidor. Los beneficios posibles de alcanzar son una alta tasa de reducción mayor de 100:1, junto con flexibilidad adicional en dimensionamiento y configuración de aplicaciones.

Éste y otros equipos de medición de flujo SIEMENS en el siguiente link:

SITRANS-FC_EN

 

WhatsApp chat